Alejandra de Argos por Elena Cue

Nueva edición de “Consuelo de la filosofía” de Boecio, una obra imprescindible

Comparte
FaceBook
  Twitter

El 15 de enero se publica de nuevo una de las obras más influentes de la historia de la filosofía occidental. Un compendio de las doctrinas de los clásicos más influyentes, escrita por Boecio en la cárcel y a la espera de su ejecución.

consuelo filosofia boecio acantilado

Cubierta del libro Consuelo de la Filosofía. Boecio. Traducción de Eduardo Gil Bera. Editorial Acantilado, 2020

 

En el año 524, Anicio Manlio Severino Boecio se lamenta durante su encierro en la cárcel de Pavía. Tras una brillante trayectoria en la corte del rey ostrogodo Teodorico el Grande, donde fue una de las personalidades más influyentes durante años (ejerció de consejero y cónsul del reino), cae en desgracia acusado de conspiración contra el trono y se ordena su ejecución. Durante su encierro Boecio escribe Consuelo de la filosofía, una obra que se convertiría en la piedra angular del pensamiento medieval y que ha conservado su interés durante siglos. El éxito y la difusión de este texto convirtieron a su autor, considerado actualmente “el último romano y primer escolástico”, en la mayor autoridad filosófica del milenio posterior: de hecho, la obra ejerció una poderosa influencia en otras grandes figuras de la literatura medieval como Bocaccio, Dante o Chaucer. Ya en 2020, la Editorial Acantilado vuelve a publicar el texto con traducción del latín de Eduardo Gil Bera, respetando la estructura original y con una hermosa portada con la pintura del Maestro de Coëtivy La Filosofía instruye a Boecio sobre el papel de Dios, realizada entre 1460 y 1470.

 

boece boethius

Boecio enseñando a sus estudiantes. Miniatura en un manuscrito italiano de Consuelo de la Filosofía (1385). En Les Cahiers du CIRLEP.

 

El texto de Boecio, de poco más de 200 páginas, lleva al autor (y al lector que le acompaña) lector a un viaje por el pensamiento clásico de la mano de la Filosofía, encarnada por una mujer “de aspecto venerable”. El filósofo se queja de que tras haber llevado una vida acorde con sus principios, al final haya terminado vencido por la injusticia, encarcelado y a las puertas de su ejecución. Acusa a la fortuna de haberle abandonado frente a sus delatores: “¿Merecían mis actos aquellas acusaciones, o es que a los denunciantes los había vuelto justos la condena que no estaban dispuestos a cumplir? ¿Es posible que a la fortuna no le avergonzara la inocencia del acusado ni la vileza de los acusadores?” La Filosofía espanta a las Musas, que hasta ese momento acompañaban al prisionero, y durante los cinco libros de los que consta el texto aliviará los lamentos de Boecio de la mano de los clásicos: Platón, Aristóteles, Séneca, Virgilio, Horacio, Cicerón, Ovidio, Plutarco y Juvenal. Su misión: ofrecer “consuelo” al filósofo, al tiempo que trata lo que durante la Edad Media se considerarían temas éticos universales: la virtud en relación con la felicidad, la voluble fortuna (representada por una rueda, imagen que perdura hasta nuestros días), los bienes terrenales y el bien supremo, la presencia del mal en un mundo regido por el bien y la posibilidad de ejercer el libre albedrío bajo la vigilancia de la Providencia. La relectura de Consuelo por la filosofía resulta hoy imprescindible: sorprendentemente amena y literaria, nos permite descubrir las bases del pensamiento actual y comparar épocas, éticas y formas de ver la vida y el comportamiento humano.