Alejandra de Argos por Elena Cue

Boaventura de Sousa Santos y “El fin del Imperio cognitivo”

Comparte
FaceBook
  Twitter

El sociólogo portugués, figura fundamental del pensamiento crítico europeo, defiende la necesidad de reinterpretar el mundo en el que vivimos mientras trabajamos en su transformación.

Boaventura de Sousa Santos LIBRO

Cubierta del libro El fin del Imperio cognitivo: la afirmación de las epistemologías del Sur (2019, Editorial Trotta) y retrato de Boaventura de Sousa Santos

 

“Vivimos en un periodo en el cual las más repugnantes formas de desigualdad social y de discriminación social se están volviendo políticamente aceptables.” Con estas palabras sin concesiones comienza el prefacio de El fin del imperio cognitivo: la afirmación de las epistemologías del Sur, último libro del jurista y sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos publicado recientemente por la Editorial Trotta. El pensador luso, uno de los principales activistas de la izquierda progresista del sur de Europa, retoma en esta obra el tema de las epistemologías del Sur y llama al retorno del pensamiento crítico. Frente al evidente fracaso de las políticas de transformación proclamadas por Karl Marx en su tesis de 1845, Sousa Santos llama a la sociedad a pensar y a extraer fundamentos necesarios a partir la experiencia del ser humano. Para el pensador, el Sur (concebido no solo como lugar geográfico, sino como categoría epistemológica) se define como el conjunto de los territorios enfrentados al Norte que les domina. Un Norte que se asienta sobre el pensamiento eurocéntrico, dominante y omnipresente, y que hace suyos los valores capitalistas y colonialistas.

 

 

Boaventura de Sousa Santos habla sobre las epistemologías del Sur en una entrevista del año 2017

 

El libro de Sousa Santos nos habla del fin de un Imperio cognitivo: el que se ha creado durante siglos alrededor de las grandes potencias económicas, culturales y sociales. En concreto, Europa y Estados Unidos. La resistencia frente a la dominación y la absorción de las culturas periféricas, más débiles, pasa según el por volver a pensar de forma colectiva. De acuerdo con el sociólogo, es necesario poner en entredicho lo que se nos ofrece como algo inamovible, positivo y necesario, y recuperar la capacidad crítica como sociedad. Tal y como indica en el libro, “la política dominante se vuelve epistemológica cuando es capaz de defender activamente que el único conocimiento válido que existe es aquel que ratifica su propia supremacía.” Sousa Santos defiende la teoría de que el pensamiento conservador ha mantenido la capacidad de pensar e interpretar su razón de ser, lo que ha contribuido a su prevalencia. Entretanto, la izquierda progresista ha fracasado en su intento de transformar la sociedad y se ha fragmentado, generando frustración y abandono. Así, “la reducción gradual de las alternativas reivindicadas por el pensamiento progresista alcanza tal extremo en nuestro tiempo que se ha vuelto posible afirmar aquello que en los últimos doscientos años era considerado tremenda y obviamente falso afirmar: no existe alternativa.” Frente a esta situación desoladora, este libro propone vías de pensamiento capaces de volver a despertar el sentido crítico del lector. Porque no hay luz al final del túnel: cada uno debe llevar su propia lámpara y descubrir el camino a seguir.